Tuesday, November 10, 2009

Waiting For Change

This is for my friend [you know who you are]:

He oído a gente decir, high school isn't like in the movies...Yo les puedo decir que my high school experience was actually very much like in the movies. Existían los cliques- ya saben, los geeks, los losers, los populares, los in-betweens- el estrés por buenas calificaciones, la presión de irte a una buena universidad (especialmente en mi prepa, donde te presionaban por irte a estudiar fuera), las fiestas donde las cosas perdían el control y todo mundo hablaba de ello el lunes, y hasta que hubiera un chisme nuevo. No me estoy quejando, pues yo soy de esas personas que se la pasaron increíble en prepa, y que hasta la fecha hay veces que lo extraño mucho, demasiado. Los amigos, los maestros, el desmadre. Pero al mismo tiempo, my hometown was a giant high school itself. Nunca voy a olvidar cuando se estrenó The OC y salieron las reseñas-- diciendo que era excelente, buen guión, increíble química, personajes diferentes a los que hemos visto antes, y compararon Orange County con San Pedro- un lugar donde los padres no tienen control sobre sus hijos, todos saben la vida de todos, y hay black-tie event fin tras fin. Y en ese programa, indudablemente, el personaje con más éxito fue Seth Cohen, el adolescente torpe perdido entre bonehead jocks y daddy's girls, cuyo defense mechanism era el sarcasmo interminable, y planeaba su escape de The OC desde los 6 años. Mi teoría es, que la razón por la cual tuvo tanto éxito este personaje es...because there's a Seth Cohen in all of us.

Hace poco me llegó un correo de una amiga en Monterrey, quejándose de la monotonía de la ciudad, desesperada por un cambio- un cambio de lugar, un cambio de gente, un cambio de rutina. Que estaba harta de salir al mismo antro todos los fines, ver a la misma gente siempre, pero que sabía que si se quedaba en casa en lugar de salir al pedo iba a estar "más mandada que nunca". Esta persona ha estado buscando un cambio ya por mucho tiempo, aplicando a universidades fuera, tomando los SAT's, rezando por becas y oportunidades. No es la primera vez que una persona de mi ciudad se queja de esto (o busca sugerencias y consejos, o simplemente desahogarse) conmigo. No sé qué decirles excepto que no se dejen presionar por la vida social de la ciudad, que busquen el cambio que quieren hacer, que tengan paciencia, y que no les importe si estar "mandados" o no, con tal de estar felices con lo que hacen. It sounds simple, but I know it is not. Lo que sí sé es que si buscan un cambio, no deben de buscar irse a otro lugar nadamás por escaparse de problemas o de monotonía, pues una rutina se crea donde sea, y los problemas te siguen a donde vayas. However, no tiene nada de malo querer salirte de lo que has conocido toda tu vida.

Yo me vine a Austin, que es básicamente una versión gringa de Monterrey (o como me dijeron, se ha convertido en "el rancho de San Pedro", como si fuera la Isla del Padre). Claro, es muy diferente el ambiente de la ciudad, y la gente que ves en la calle y que conoces lentamente en tus clases también lo son. Pero cada año, más y más gente de San Pedro busca venirse aquí. Ha llegado a ser un lugar (al menos alrededor de la universidad) donde te topas a gente conocida en cada esquina, salen al mismo antro cada fin (que se ha clasificado como el spot de los mexicanos), y es la misma gente en cada pre, cada after, cada fiesta. La semana pasada hablé de esto con un amigo que también se encuentra aquí, él desesperado por salir de la rutina que ya ha formado en Austin. "Es como si nunca hubiera dejado Monterrey," él me dijo. Hey, I'm all for listening to problems and trying to give you some advice... pero a veces debemos de admitir que el problema no es la ciudad, eres tú. No tiene nada de malo buscar una safety net en que apoyarte cuando empiezas una vida nueva, pero debes de saber como salirte de ella.

Yo fui de esas personas que siempre soñó con irse a NYC, escribir, conocer gente nueva y diferente. Pensaba que college no tenía nada que ver con high school-- que era una etapa donde ya no había gente juzgamental, no había cliques, y podías estar en tu pedo sin que te comentaran o te clasificaran como, well, a loser. Como diría Tyler Durden, "We've all been raised on television to believe that one day we'd all be millionaires, and movie gods, and rock stars. But we won't. And we're slowly learning that fact." Puede ser muy cierto-- parece que todas nuestras vidas se han basado en mentiras. Perdón por la negatividad. A pesar de tener momentos difíciles de vez en cuando, yo soy feliz en mi vida nueva, aunque no es tan diferente como me la imaginaba, he tratado de romper las costumbres y evadir esa misma gente, mismo antro, mismo todo. Things shouldn't have to stay the same.

Una maestra [en Monterrey] me dijo hace unos años, "You're too big for this place." Yo sé que lo dijo como cumplido, pero al mismo tiempo, we can be great anywhere and everywhere. El lugar donde te encuentras y la gente que te rodea afecta, y muchísimo, pero si tu sabes lo que quieres y decides no ahogarte en la burbuja de la monotonía, no hay por qué ser infeliz. No hay por qué dejarte presionar. No hay por qué no cambiar, no traspasar los límites que se llegan a crear con la rutina. And hey, there'll be cliques everywhere, there'll be the possibility of sameness wherever you go and, in a way, life can be one giant high school-- pero en el momento de desesperación, recuerda al Seth Cohen que tienes dentro...pero en lugar de solamente quejarte y planear un escape, hazlo. Por las razones correctas.

Thursday, November 5, 2009

Safety Blankets

A todos nos entra un momento de crisis. En algun punto, ya sea por trabajo, por un problema en una relación, o simplemente porque tienes un bad hair day- te cuestionas a ti mismo. Muchas veces las dudas que tenemos son completamente irrelevantes, y después de unos minutos o capáz y hasta después de unos dias, te das cuenta que no tienes nada por qué preocuparte- you were just having an off day. Pero qué si en ese momento de crisis no encuentras ningún alivio, no te llega ningún punto de claridad, y te quedas a oscuras? Te preguntas a ti mismo, “Am I good enough/talented enough/pretty enough/smart enough/courageous enough?” étc, étc. Qué si la respuesta no te gusta? Y no porque tengas tu autoestima hasta el piso ese dia, pero porque la respuesta resulta ser…verdad.

Recuerdo el episodio de How I Met Your Mother en cual Barney por fin decide conocer a su papá…Bob Barker. Hace todo un plan para llegar a The Price is Right, y jura decirle a Barker que él es su hijo perdido. A la hora de la hora, decide no hacerlo- y la decisión surge de un miedo: What if what you’ve believed for so many years turns out to be a complete lie? La verdad duele. Y la verdad duele aún más cuando llevamos tanto tiempo asegurándonos que nunca podría ser mentira. “Que triste es creértela y después ver que todo fue una larga serie de indefiniciones que culminaron mal,” me dijeron un día. Se puede ver en algo tan sencillo como una oferta de trabajo que nunca se establece, o darte cuenta que un talento que pensabas tener simplemente era porque no habías salido de tu zona de confort, o terminar la honeymoon stage de una relación y entender que no hay razones racionales por las cuales están juntos. Hay decepción tras decepción en la verdad.

Cuando llega ese momento de crisis, buscas un rincón en donde te puedas tener lástima en paz. Donde puedes llorar, gritar, mentar madres, quejarte de las injusticias de la vida- y eventualmente salir del rincón y empezar de nuevo (pathetic as you may have been a few minutes before).

Me fascina conocer dichos rincones de la gente- sus safety blankets. Esas cosas que los hacen sentir mejor cuando nada ni nadie más puede. Tengo una amiga, let’s call her X, que llena sus paredes de post-its motivacionales, recordándole lo guapa que es, lo inteligente, que tiene mucho talento y potencial, que hay oportunidades a la vuelta de la esquina. Y todos los días cuando despierta, ve los papelitos de colores y logran darle un oomph, una buena manera de comenzar su día. Es un pequeño método que le ha ayudado a traves de los años, de la manera que ni un psicólogo ni amiga ni novio ha podido. [Les debo confesar que una vez probe este método, y resulta ser muy efectivo- I love reading good things about myself] Conozco a personas que tienen todo tipo de safety blanket- se acorralan en la musica, buscan a su mejor amigo, hablan con sus padres. Yo después de un mal par de semanas, le rogué a mi mamá que viniera hasta a Austin- just to make me feel better (y sí, llega en menos de dos horas, y sí, soy una chiflada y qué). Some turn to food, drinking, writing, or curl up with a stack of fashion magazines and shut off their phones and try to steer clear of Facebook for a few days.

Otra persona muy cercana a mi, let’s call her Y, tuvo una crisis hace unas semanas. Y en el clímax del problema lo único que quería hacer era encontrar un rincón de privacidad que no pudo conseguir. Cómo logras sentirte mejor si todo aspecto de tu vida te recuerda al problema- si no puedes escapar del trabajo, o del internet, y bien sabes que no puedes vivir sin tu teléfono prendido? It all comes back to the truth. A pesar de que muchos logramos escondernos de nuestros problemas por un tiempo, siempre surgirá alguna conexión a lo que originalmente quieres escapar.

Es como (perdonen por siempre citar SATC) Charlotte York dijo, “The thing is, there’s some things people don’t admit because they don’t like the way it sounds…” y todo, inevitablemente, te guía a la fea verdad- safety blanket or no safety blanket. Pero vá, enough negativity, el punto de todo esto es recordar que podemos tener nuestras mil feas verdades, pero también, after pitying yourself shamelessly, hay una apertura en la oscuridad de tu rincón. You just gotta know how to break through it and get to the other side.

By the way, cuáles son sus safety blankets?

Favorite Images From the Fashion Blogosphere

The scandalous Steve Madden copy of the Alexander McQueen's from Fashion Chalet.

Enviable shoe rack from Jane's Sea of Shoes.

Beautiful drawing from I See JaneMary

My future Parisian Baby from Jak&Jil

Perfection on Coco Rosa

The amazing Anna Dello Russo, from Jak&Jil

Beautiful (and British=bonus points) Karen from Where Did U Get That

Crazy paparazzi in (I don't remember-gulp)

All black from Stockholm Street Style.

Gorgeous contrast from Stockholm Street Style.

Models partying from Absolutely Oblivious.

The fave twins from Olsens Anonymous.

Tuesday, November 3, 2009

New Music

Hace ya varios años, por no sé cual coincidencia ni por qué milagro...conocí a un amigo. Eran de esas amistades muy raras, muy advertidas y prohibidas por los padres, que se basan en platicar por internet. There was nothing creepy or seemingly dangerous about it, refiriéndome a que no era un hombre de 40 años usando el MSN para conquistar a niñas de 14 años. Simplemente era amigo [de un amigo de una amiga] que conocí un día y me puse a platicar con él. El centro de nuestra amistad era la música. Con él aprendí el gran secreto de mi ciudad de Monterrey: there are people who listen to decent music. You just have to look for them really, really hard. Or stop looking all together. En fín, fue su amor por Pete Townsend lo que me llamó la atención, y a traves de los años hemos tenido de esas relaciones que dejas de hablar por meses, y de repente un día podemos volver a hablar, y luego no y luego sí, étc. Pero lo constante es la música.

Entonces un buen día, cuando me mandó un link de un grupo nuevo, I knew it was gonna be good. And it was. Y aparte, it was his own [band]- so even better. Entre los incontables grupos regios que están tratando de llegar a la fama, todos popperos-wannabe-rockeros, Yusatico me da algo refrescante, diferente, with a little Interpol here and there, que verdaderamente espero lleguen a donde quieran llegar.

Please give them a listen: http://www.myspace.com/yusatico

Ah...Y ni pregunten de dónde salió el nombre. Not even they know.