Wednesday, August 26, 2009

Back @ UT

Voy empezando un segundo año en UT Austin. Esto significa depa nuevo, gente nueva, maestros diferentes y clases, ya sean obligatorias o que tomas por placer, que llegan a (hopefully) dejarte un poco más sabia (o aún más segura que no, no te importa la biología).  Me encanta comenzar un año con una meta, y esa dulce esperanza que esta vez puedes llegar a sacarte pura A (a bit unrealistic, but come on, it's gotta be doable some day).

Se nota inmediatamente quienes son los nuevos freshmen-- esas personas que ves alrededor del campus con un mapa en sus manos, una mirada de confusión al ver todos los edificios, tratando de averiguar donde se dividen Jester West y Jester East, y que llegan a sus clases 25 minutos antes de que empiecen. It feels a little weird knowing you were one of them just a year ago. 

Lo más raro es ver las reacciones de los nuevos al llegar aquí. Mi papá me trajo esta vez, a ayudarme a instalarme en mi nuevo depa y ver dónde he vivido este último año. Me decía lo que pensaba al ver las calles, los edificios, el campus, al probar la comida y ver la gente que camina por la ciudad. Y parecía que todo lo que él no entendía y le parecía feo o absurdo, yo entendía perfectamente y si no lo hice desde un principio, aprendí a amarlo al pasar el tiempo. Like the heat on our backs as we walk from class to class, o saber que si pides un Julio Reposado lo más probable es que no sepa igual al que estás acostumbrado (y aparte, adulterado). Aprendemos a calcular todo ya con tax incluído, y si te pierdes en el carro ya sabemos que te puedes guíar por la torre, and you'll find your way home. 


En fin, hay cosas diferentes (like plus and minus grading), pero al caminar por el edificio principal de la universidad ves que lo más importante no cambia. A un lado sigue la placa que lee, Core Purpose: To Transform Lives for the Benefit of Society. Supongo que un lugar no puede ser casa para todos. Algunos deciden volver a sus raíces, otros se van a lugares más lejos y misteriosos...Pero muchos si encontramos un segundo hogar aquí. Sophomore year, here we go.

Friday, August 7, 2009

Don't You (Forget About Me)

El primer semestre que entré al ASFM, a donde llegué sin conocer a nadie, tomé un curso llamado Creative Writing. Eramos un grupo de como 15 estudiantes guiados por un maestro. Hasta esa edad, fuera de mi familia, no había conocido a una persona que fuera tal como yo. Que tuviera los mismos gustos, los mismos hobbies, la misma perspectiva y forma de pensar acerca de, no sé...literatura, música, cine, la sociedad en general. I was always the odd one out. Un día en mi clase, estábamos aprendiendo sobre Screenwriting y el maestro decidió llevar películas que él creía fueran ejemplares para el tema. Metió la película de The Breakfast Club, y por dentro me emocioné. Justo empezó la movie, y empecé a decir el diálogo que me sabía desde los 13 años: Saturday, March 24, 1984. Shermer High School, Shermer Illinois, 60062. Dear Mr. Vernon... Junto con los personajes, decía sus líneas con el mismo tono y las mismas expresiones, según yo con voz baja. Little did I know, todos me escucharon. Pero aún más sorprendente fue que no era la única que se sabía la película de memoria. Oí una segunda voz, diciendo las mismas palabras que yo, y al voltear ví que era mi maestro. My thirty-something teacher knew The Breakfast Club by heart.

I know, suena como un after school special, but whatever. Nos llegamos a conocer ese semestre, igual que nos hemos ido conociendo los últimos 4 años. It was like suddenly, the two biggest pop culture freaks found each other; hablábamos de películas, libros, criticábamos lo que nos parecía estúpido, y nuestra tendencia al humor sarcástico nos unía aún más. Pero más importante que todo, él fue y sigue siendo uno de mis guías, el que me empuja a creer que everything's gonna fall into place if I want it bad enough. Y supongo que de alguna manera, todo comenzó ese día- just for quoting the words of those five characters stuck in a library for a whole Saturday in detention.
Ayer me mandó un mensaje, dándome la triste noticia que Hughes, el creador de The Breakfast Club y muchas otras películas clásicas (Pretty in Pink, Ferris Bueller's Day Off, Some Kind of Wonderful, Sixteen Candles) había muerto. Y con el mensaje incluyó algo más, diciéndome: "You have the ability to be to others what John Hughes was to me and you."

Y no pude evitar pensar en el gran talento que fue, y más importante que todo, el gran talento que compartió John Hughes. Ese día en mi salón me di cuenta de la manera en que una historia que se había estrenado en 1985 formó parte de la adolescencia, igual que del aprendizaje, de mi maestro de treinta y tantos...Igual que formó parte de mi adolescencia, y mi amor por el cine y las historias bien contadas, más de 15 años después. The story was just as funny, just as smart, just as wonderful and heartbreaking- afectando a generaciones através de los años. El escritor, director y productor tenía una abilidad impresionante para crear personajes que nos hicieran pensar a su público, "I know that guy, I know that girl, and I know that feeling." Llevaba ya tiempo fuera de Hollywood antes de morir, pero eso es lo fascinante de una película, una fotografía, una canción o de un buen libro. It keeps on living after you're gone.

Tengo muchos escritores que admiro, ya sean novelistas o guionistas, uno que otro poeta. Hay actores y músicos que idolatro, y pintores y fotógrafos que respeto. En todo tipo de profesión se encuentra alguien que te deja con un buen sabor de boca, que te da el gusto de aprender algo nuevo de una manera pequeña (o grande). Y un día te encuentras con alguien inesperado, ya sea un amigo, tu pareja, o un maestro y mentor, que fue afectado de la misma forma por aquella persona. And so thank you John, and here's to you- for the great lessons, the unforgettable characters, and a helluva good time. Here's to The Storytellers, who live through the ages.

Tuesday, August 4, 2009

The Bad and The Ugly

Hace poco estaba frente mi pantalla, viendo el título: "Hobbies". Era una madrugada entre semana, sin nada que hacer, y decidí contestar las preguntas All About Me, de Facebook. Escribí las típicas cosas... Ver movies, leer, escribir, pintar, salir con las amigas, étc, todo en automático. Pero esta vez también agregué "criticar". Me salió escribirlo naturalmente, y cuando repasé mis respuestas noté ahí la palabra- al lado de mis más grandes pasiones como el cine y la literatura estaba la de criticar. Me quedé pensando un momento, dudando si borrarlo o no, y luego pensé, "Oh well, I ain't the only one." 

Hay algo muy satisfactorio que viene de criticar. La comida, una película, una persona, un outfit, una canción. Sobre lo que sea, surge una opinión personal (va, también se acostumbra criticar opiniones), sea buena o mala. Pero, lets all admit it, it's usually more bad than good. Y es aún mejor cuando se comparte. Cuando te sientas con alguien a--to quote Seth Cohen--"quietly mock people", es definitivamente una actividad que se goza. Y después de ver eso...mi último hobbie...pienso en todas las historias negativas, todos los pensamientos negativos que tengo diariamente. Normalmente, acostumbramos a contar o hablar de lo malo más que de lo bueno, no? Le marcamos a una amiga para ir a un café porque tienes una historia "interesante" que contar, and that usually means drama, drama, drama

Cuando se trata de relaciones, o de problemas familiares, de amistades...sueles contar las cosas malas, porque por alguna razón resaltan más que las cosas positivas que pasan día a día. Hace poco, tuve un momento en que me di cuenta que todo estaba bajo control. School was still not in session, boyfriend was great, friends were good, the family issues were tranquil...Entonces me dije a mi misma, "Something wicked this way comes." Debe de venir una tormenta si hay tanta calma. Said and done. El día siguiente, all hell broke loose. Claro, han pasado peores cosas, pero aún así, why the fuck did I jinx things? Why do we always have low expectations? Acaso nos hemos ido entrenando lentamente a ser, no realistas, pero negativos?

Parecemos tener una pasión por lo terrible, por el sufrimiento, por el desamor. La semana pasada un amigo me dijo que a él de vez en cuando "le sale el poeta", y le gusta leer Benedetti en su esplendor. Me prestó El Amor, Las Mujeres, y La Vida del mismo autor. Le dije que no solía leer en español, pero una vez empézandolo le dije que no estaba sufriendo tanto. Él me contestó, "sufrió el que lo escribió!" Parece que en aquellas épocas que "nos sale el poeta" es porque estamos pasando por malos ratos, and not because we've got something to celebrate. Al fin y al cabo, si estás feliz no te vas a poner a leer poesía verdad? You're most likely to go out and get smashed (ironically so). Es igual con como pensamos sobre las personas--he pensado últimamente que la gente en realidad no cambia, y si lo hacen son muy pocos y para su propio beneficio. People don't surprise you, they just try to manipulate you into thinking they're good, right? Si alguien con quien tuviste un pasado obscuro hace algo, some small or grand gesture, whichever...vas a dudar de sus intenciones, vas a pensar que está jugando, que es una manipulación o un tipo de trampa. There is no pure goodness. Why is there always something?

Va pués, no sé a qué conclusión estoy llegando, I don't even know if there's a point to this...Nadamás admiro nuestra capacidad y gusto por siempre fijarnos en lo Malo. Supongo que mañana si me pasa algo bueno, aunque sea lo más mínimo, pensaré en este post y me diré a mi misma: "This is something worth telling." Y le marcaré a alguien para decirles que estoy feliz; que también viene la calma después de la tormenta. Don't cha think?