Sunday, June 14, 2009

The Wind

No sé si alguien lo recuerde o lo haya visto...Hace ya un año, Foo Fighters tomó el escenario de Wembley Stadium. Y en esa noche, cual Dave Grohl llamó "the greatest day of [his] whole entire life", Jimmy Page y John Paul Jones se unieron y tocaron con ellos. Me imagino que mucha gente, al igual que yo, sonrió al oír las palabras de Grohl...because we all knew it was true. Para los Foo Fighters fue una noche histórica, en la que leyendas subieron a compartir con ellos unos minutos de música y energía recibida por los gritos del público. Para los fans, puede que hubieron unos que ni sabían quiénes eran esos músicos, ya en sus sesentas, but I bet they sure did enjoy the music anyway. Hay momentos en que lo único que puedes hacer es detenerte...detenerte a apreciar un pedazo de música, una parte de una canción porque sabes que vas a recordar ese sentimiento por mucho tiempo, talvez por siempre. Lo llegas a relacionar con un día, o con una película o una frase, con una persona, una expresión. La música tiene una habilidad impresionante de cambiar tu humor...te relaja, te prende, te prepara. 

Almost Famous es una de mis películas favoritas. La he visto miles de veces, y cada vez que veo esas escenas, las que Cameron Crowe y su grupo de expertos supieron juntar y perfeccionar con música tan viva y hermosa, me siento de la misma manera. "You are home," le dijo Penny Lane a The Enemy en el camión (Doris) cuando el grupo entero se puso a cantar "Tiny Dancer". Qué escena tan perfecta. Sientes harmonía y felicidad, familiaridad, sientes que llegas a conocer a los personajes y deseas estar en esa situación de aventura y libertad absoluta.
O aquella sonrisa en la cara de Chris Martin al final del video de "Fix You"...cuando el público canta con él, las palabras que él canta. Sabes que no es una noche cualquiera, cuando las luces prenden el estadio y Martin toma su lugar en el piano, y escuchas las miles de voces: "Tears stream down your face, when you lose something you cannot replace..." Ese video, hasta la fecha, me deja con la piel chinita y hasta con dolor de cabeza de tanta emoción. It's not just anything
Y hay canciones o escenas que se llegan a confundir entre clásicas o cliché, pero sea lo que sea todos sabemos que las recordamos y nos fascinan...Nos divirtieron alguna vez, o nos inspiraron, unas cuantas notas llegaron a causar miedo. Dudo que haya una persona en el mundo que no se levanta de su asiento con las primeras notas de "Eye of the Tiger"; que no se sintieron invencibles o juraron ser Rocky, que no la usen para que le den ganas de entrenar o ir al gym. Dudo que haya una persona que no relacione la música de Jaws con un villano, con nervios o miedo a lo desconocido. Y dudo que haya una persona que ha visto Ferris Bueller's Day Off que no quiso regresarle a la escena de la Von Steuben Day Parade, where The Beatles' "Twist and Shout" got everybody in the mood to do just that- twist and shout. 
Como cuando vas en tu carro, con el viento en la cara, y ahí es cuando la música parece tener más sentido. When it's an "a-ha!" moment, porque puedes concentrarte solamente en el camino y la canción que escuchas. Y te imaginas todas las historias que existen detrás de la música, todas las personas que oyen lo mismo que tú oyes en ese mismo momento; piensas en las conversaciones que se inician o las discusiones que surgen de una canción, o del amor u odio hacia un grupo, o la emoción que siente una persona al enseñarle a alguien más un nuevo descubrimiento musical. Y hasta te da envidia pensar cómo personas que de otra manera parecen ordinarias pudieron haber creado eso, tomando instrumentos básicos y convirtiéndolo en una experiencia para alguien más, para millones. A tiny melody can sometimes say much more than an entire novel can. Y te puedes identificar con ese pequeño pedazo de música, o te puede intimidar, o te puede hacer llorar o ponerte a bailar, o te puede inspirar...darte un poco de esperanza. 

I think my friend Cat Stevens said it best, en una canción de solo 1 minuto, 40 ("The Wind"): I let my music take me where my heart wants to go... And man, is it true. 

2 comments:

  1. se me antojó escuchar música.
    la tengo muerta.
    pero se me antojó.

    ReplyDelete
  2. Isn't it funny to think that all sound generally, and music in particular, is nothing more than tiny vibrations in the air? If the air around us vibrates at one frequency we achieve one emotional state. Another frequency, another emotional state. A combination of frequencies over time changes is. In many ways, as you suggest, velita, those frequencies define us, create us, BECOME us. so weird. and they say there's no such thing as miracles.

    ReplyDelete