Sunday, December 27, 2009

Hodgepodge

hodge·podge
n. A mixture of dissimilar ingredients; a jumble.

Hace tanto que ya no escribo. Me impresiona lo tanto que afecta el ambiente en que te encuentras. Parece que cada vez que llego a casa, me distraigo con familia, con amigos, con películas y chismes, y no encuentro (ni busco encontrar) tiempo para escribir. Right now, I'm alone. Cada vez que estoy sola, pienso en cada cosa, una tontería o lo que puede parecer la cosa más importante del mundo. Cuando manejo por mi ciudad, o estando sentada en mi cuarto que ya tanto ha cambiado desde que me he llevado cosas a Austin, pienso... life seems to be arranged in a straight line, but memories break the timeline, little interruptions everywhere, with no particular order or importance.
Hay cientos de cuadros en mi casa, y hoy al ver uno me di cuenta, por primera vez en mi vida, que es un abstracto. Ya ni sé de qué hablábamos o qué comentamos sobre el cuadro, pero me lo dijo mi mamá: "...bla bla bla...abstracto." Y voltié a verlo por milésima vez en mi vida, a painting that's hung in the same place forever, y me sorprendí... porque yo siempre lo había visto tan claro: un dibujo de un monte, y dos arboles moviéndose con el viento. Everything's up for interpretation.

En el camino a casa, leí Less Than Zero, de Bret Easton Ellis, y a pesar de las escenas que a medio viaje en carro me causaron náusea, I really enjoyed it. El hecho de que Ellis lo escribió a los 19 años y para los 21 lo publicó sí lastimó el ego un poco, debo de admitirlo, but more than anything it's worth admiring. Durante toda la novela el personaje principal flota por Los Angeles, pasivamente aunque notando cosas pequeñas, como la letra de una canción en el radio, o un billboard deprimente, algo que le dice un amigo sin cuidado y él interpreta de más, de mil maneras. Disappear here. I wonder if he's up for sale. You're a beautiful boy and that's all that matters. People are afraid to merge.
Tengo dos cuadros en el mueble atrás de mi cama que hice en mi clase de pintura, años atrás. Es un tipo de collage usando óleo y fotografías, con frases y páginas de revista. Recuerdo cuando decidí hacerlos, no tenía una idea en particular en mente. I just took things, anything I liked, anything I found beautiful or funny or inspiring or negative...y los usé. Viéndolos ahora, no tengo idea si lo que decidí usar tenía que ver con lo que estaba viviendo en el momento, si alguna foto la relacionaba con una historia o con una pesadilla. Viéndolos ahora, they seem so personal and intricate yet hopelessly irrelevant. Protect me from what I want. Pero nos vendimos. It's better to burn out than to fade away. In the cut. Bob Dylan en el piano, una copia de un Picasso, mi mejor amiga riéndose, Donna Karan pintada de dorado.

Me han dicho que me meto de más a las cosas. I don't really know what that means. Que soy intensa, dramática, me han llamado hipersensible.
Hay una escena en Almost Famous (lo siento, es mi referencia para todo), cuando están hablando Penny Lane y William sobre Russell. William, desesperado, le grita. "Wake up," he says, "Don't come to New York!" Alguien recuerda la escena? Penny le dice que él no conoce a Russell, "you don't know the things he says to me in private..." Finalmente, The Enemy le da la noticia que Russell la vendió a Humble Pie "for fifty dollars and a case of beer". Y lo que pasa después es uno de mis momentos favoritos de la película: Kate Hudson stares, then looks away, tears in her eyes, hand to her mouth, then to her hair, puts her arms up then shrugs. She wipes away the tears. "What kind of beer?" she says, and smiles sadly. Cada vez que veo esta escena pienso, goddamn-that's acting. Porque por un minuto se me olvida que en la pantalla se encuentra Hudson, hija de Goldie Hawn, and all I see is a real Penny Lane, heartbroken and facing a humiliating reality.
Y así como acabo de escupir todo un párrafo acerca de una escena tan pequeña en una película de hace años, así hablo de todo. Sale una idea de la nada, hablo de eso por horas, me descarrilo, me distraigo, I pick up something else, y se repite. Una vez me dijeron que lo que le faltaba a mis historias era una buena manera de cerrar, una manera de conectar todas mis ideas y que tenga sentido y relevancia. Batallo mucho en eso porque la mayoría de las veces, al escribir, lo único que hago es seguir y seguir sin editar, así como todos pensamos, así como funciona nuestra mente y memoria. Life seems to be arranged in a straight line, but memories break the timeline, little interruptions everywhere, with no particular order or importance. Disfruto de la ausencia del orden a veces, porque parece tener más sentido y ser más real.

Conozco a una persona que le fascina, después de una conversación, regresar y ver cómo cambiamos de tema en tema, ver cuál fue la conexión. Si vuelvo a leer lo que acabo de escribir, no puedo encontrar un camino concreto de cómo me fui de un abstracto a Ellis a mis pinturas a Penny Lane- pero de esto tenía ganas ahorita. Just a hodgepodge of ideas. More than confusing, it's kinda soothing...is it not? Y si eres de esas personas que necesitan la estructura, just think they're all ideas linked by randomness. See if it works for ya.

Saturday, December 5, 2009

Bad Generation

El jueves por la noche platicaba con un amigo que es de Los Angeles. Estudió toda su vida ahí hasta venirse a UT en su carrera. Fue a una prepa pequeña, donde también atendían hijos de celebridades como Viggo Mortensen y Jamie Lee Curtis, y frecuentaba con la hija de Bob Saget (alguién recuerda el episodio de Entourage donde Saget le recalca a Vinnie, "Just don't fuck my daughter"? hay aún más historia ahí, pero no la puedo divulgar) entre otros. Aparentemente Neil Patrick Harris le presentó (accidentalmente) a su novio antes de que estuviera oficialmente fuera del closet. El jueves mientras platicábamos le pregunté si tenía historias de otros celebs...los que me interesan. Johnny Depp no, pues vive en el sur de Francia. "DiCaprio?" pregunté, al cual contestó, "I wish." Y luego, "Jack Nicholson?" el Dios de mis Dioses...Y me contó que sí. Conoce a la hija de Jack, y uno de sus amigos es vecino- de un lado tiene a Nicholson y del otro a Adam Sandler (whom, of course, we care nothing about). Bueno...I think people know me well enough to know...that if I ever saw Jack Nicholson, I would die. Or faint. Or have a heart attack. Or stalk him, find his house, crawl through an open window, and be shot to death by security. So...die.

Pero en todo caso, dejando fuera mi obsesión for all things celebrity and glamour, me acordé mucho de algo que hice hace poco. Mi revista favorita, Harper's Bazaar (US), decidió poner a las estrellas de la Twilight saga en su portada. Sí, Rob Pattinson está hermoso, that much I understand. Pero al ver la portada, mi reacción natural e inmediata fue escribirle una carta a la revista, o a la editora Glenda Bailey, o a quién de puro chiste la lea. It went something like this:

Dear Bazaar,
Why must you put these people on your December cover, instead of being the only respectful publication to choose someone other than Kristen Stewart, Rob Pattinson, Miley Cyrus, The Jonas Brothers, Taylor Swift, aka someone worthy.......... DIE DIE DIE!

No, no puse el "die, die, die", but I could've. No recuerdo mis palabras exactas, pero estaba enojada. Everywhere I go, veo imagenes de gente que en verdad, no entiendo por qué son famosos. Kate and Jon Gosselin? Famosos por tener octillizos y un terrible divorcio. C'mon. Mínimo GQ, en su último Men of the Year Issue, incluyó a hombres de todo tipo (como lo hacen todos los años). En su lista se encuentran Obama, Clint Eastwood, Tom Brady, los hombres de The Hangover, Kobe Bryant, los creadores de Twitter, entre otros. Leí artículo tras artículo, historia tras historia, y no encontré a ningún hombre en la lista menor de 29 años. Y no pude evitar preguntarme: are generations becoming stupider, less talented, and more annoying by the second? Hey, no offense to my generation, and I ain't calling myself stupid. Y sí, sé que en todas partes hay gente inteligente y talentosa y que con las oportunidades correctas, podrían ser el siguiente Einstein o yo que sé. Pero constantemente me doy cuenta que gente de generaciones previas critican a la nuestra, y pelean por sus actores, sus autores, sus músicos. Si yo pongo en mi Facebook status la letra de una canción ochentera, uno que otro adulto que tengo en mi Facebook me dice--"Hey. Get your own music! Put a Miley Cyrus song in there!" (F.U. Tony) O algo por el estilo.

Observo mi cuarto y veo fotos de Johnny, de Steven Tyler, de Diane Von Furstenburg, Andy Warhol, The Beatles, Mikhail Baryshnikov, Annie Leibovitz (entre fotos de amigos y familia, claro). Okay, maybe I'm the one living in the past. Sé que todo lo que a mi me gusta se debe a cómo me críaron y las influencias de mi hermana, también. But do I like older generations because of that, or because they're just fucking more talented, more influential, more interesting, more everything (even lame, if you include 80's No Wave and all that crap).

Mi novio me dice: pues yo estoy bien con lo de ahora (pero no se preocupen, él también odia a los Jonas Bros). Mucha de la gente que yo conozco está feliz con escuchar las mismas 5 canciones R&B en cada antro (y Lady GaGa YA fue suficiente), comprar Vanity Fair con Rob Pattinson en la portada, que la escritora más reconocida de este año sea Stephanie Meyer (no offense to her), y que los American Music Awards nominen a Taylor Swift en la misma categoría que a Michael Jackson. De hecho, en el último issue de Glamour, una lectora mandó una carta (dudo que mi hate mail lo publiquen) preguntando que por qué nos quejamos tanto con las revistas por poner a los "teenyboppers" en sus portadas? Que no por que sean más jovenes significa que no tengan qué ofrecer...Fine. She's right. Lástima que en serio dudo que Miley Cyrus tenga CUALQUIER cosa qué ofrecer. Even the Spice Girls had more spice (jiji) and originality.

No sé qué sea...Capáz y debo de dejar de vivir en el pasado, and embrace the legacy of my own generation? Ey, debo de admitir que la niña de 13 años dentro de mi MUERE por Zac Efron.

But yes, I'd still choose Jack over Zac.

Thursday, December 3, 2009

Antone's

Tomando un merecido break de mis trabajos esta semana, quería compartir un trabajo que hice para mi clase de música. El trabajo consistía en ir a un concierto y hablar del artista, su música, el ambiente, y la importancia de la música en vivo. Desafortunadamente, no había tenido el placer de ir a un show aquí en Austin, which ironically is known as the Live Music Capital of the World. El día después de Thanksgiving fui a Antone's, y esto fue lo que encontré...

Austin, Texas takes pride in having the title of The Live Music Capital of the World. Antone’s Nightclub has been in business for 34 years, hosting bands and launching careers of many musical talents such as Stevie Ray Vaughan and Los Lonely Boys, and it’s a monumental reason for earning that title. The club, dark and dirty, with its peeling wallpaper and posters of Muddy Waters and B.B. King hanging proudly, is a place you know has its regulars, people of Austin who are passionate for live music and look forward to going to Antone’s two to three times a week, for what they know will be an amazing show. Last night, the Friday after Thanksgiving, was no exception.

I arrived eager to watch Gary Clark, Jr. and paid my $15 for general admission. Clark Jr., an Austin gem—born and raised—has gained his reputation throughout the years playing around the city and has graced the stage of Antone’s several times already. He was scheduled to play at 11:30, and at 10 o’clock the place was half-full. Looking around the crowd, it was strange to notice I was, hands down, the youngest person at the bar. Mostly caucasian, there were people in their mid-20’s, but the clear majority were in their 40’s and 50’s. Many were sitting down at their tables, beer in hand, ready to hear some music. Some were standing, with their spouses or group of friends. Others were gazing up at old Antone’s advertisements or lingering at the front table, which showcased t-shirts, stickers, and assorted CD’s. Everybody was waiting.

The thing about live music is that the unexpected nearly always happens. I arrived last night with the sole purpose of watching Gary Clark, Jr., so when at 10:15, I heard a female voice yelling out, “How’s everybody doin’ tonight?” I turned to the stage, surprised. The opening act was Blues Mafia, a group of kids that looked even younger than I am. Four guys, two at guitar, one bass player, a drummer…and a girl.

The girl, by the name of Sasha Ortiz, was the lead singer. As soon as they began, murmurs and whispers took over the crowd, positive comments all around me, people pleasantly surprised. By the middle of the first song there was an energy about the place, as if everybody knew they were witnessing something great. The girl, whose raspy yet soulful voice resembles that of Amy Winehouse, had such a spunk that when looking around the place, I saw all sets of eyes on her: attentive, willing, completely hooked. She was young and relaxed, wearing a Jimi Hendrix shirt and a yellow scarf she used as a prop, playing around with it as she swayed and jumped and danced around the stage; the girl gave a whole new meaning to “singing your heart out”. Their music, blues-based rock with a touch of deep soul, turned the crowd on, getting people who were sitting down to stand up and dance or just gape at the talented singer. Between songs, Ortiz happily talked to the crowd, about the Thanksgiving holiday and the Texas-A&M game, clearly knowing her audience. They played a 9-song set, including an amazing cover of Hendrix’s “Purple Haze”, in honor of his 67th birthday.

Never had an opening act caused such great reaction. The band had talented musicians; one of the guitarists and backup singer by the name of Max Frost had a voice so sweet and smooth that definitely acted as a powerful force to their sound, but Ortiz was undoubtedly the star. When they were done, the crowd roared and applauded. I’m sure many, like me, were left wanting more.

The main act, however, was Gary Clark, Jr. He began playing at 11:30 on the dot, and the crowd welcomed him with cheers. He began the show with two songs, fast-paced, that shone and leaked of influences such as Curtis Mayfield, Otis Redding and James Brown, deeply rooted rock and roll with a hint of soul and reggae. The audience danced, much more than to Blues Mafia. Many people, you could tell had heard Clark, Jr. play before. After the first two songs, which were played back-to-back, the singer stopped to thank us for the warm welcome. There was a sense of familiarity in the club, comfortable enough for the singer to say, “Sorry to be a bother, but there’s a need for adult beverages up here on stage,” which the audience chuckled to in response. The band followed with more mellow songs, all original Gary Clark, Jr. If there’s a way to describe his sound, I would call it comfort food for the ears. Bluesy, folksy, very sensual.

The main difference between Clark Jr.’s live performance and recorded music is the actual experience of watching him play the guitar. In every song, he inserted 4- to 5-minute guitar solos so insane and vibrant you couldn’t help but stare with the fear that his hand might melt off. The artist went through three guitars throughout the 15-song set; each time he needed to switch the instrument, the audience laughed and cheered, appreciative of his mad energy. His talent appears effortless, his eyes closed as his hands managed the electric guitar so perfectly.

His fifth song was a beautiful cover of Elizabeth Cotten’s “Freight Train”, which clearly shows his love and respect for the folk, blues and roots genres. When listing his influences, you can’t help but notice it’s made up mostly of African American icons and artists, ranging from the Jackson 5 to Marvin Gaye, Jay-Z to Notorious B.I.G (Clark Jr. May 2007: MySpace.) He also includes rock and roll influences like The Beatles and jazzmen like John Coltrane and Miles Davis. His style is multifaceted, yet intricately cohesive.

The artist already has well-established recognition, especially in Texas. Having begun at age thirteen, he could easily be considered a veteran performer by now. May 3rd, 2001 was declared Gary Clark, Jr. Day in Austin, and he was honored by the mayor for helping the city maintain its claim to fame as the “live music capital of the world” (Xiola Sept. 2, 2009: current.com). Clark, Jr. was also recognized for Austin’s Best Blues Musician in the Austin Music Awards in 2004, 2006, and 2007. He’s worked for years now as a songwriter, having written all the lyrics for his albums Worry No More and 110, and the score for Jason Wiles’ movie Full Count (Xiola). The artist has even segued into acting, seen in the 2007 John Sayles movie “Honey Dripper” (Xiola). He’s a well-rounded artist; in addition to playing the guitar, he plays the harmonica, bass and drums.

After 12 songs, the band left the stage only to return after loud requests for an encore. Three more songs followed, the last a cover of B.B. King’s “Three O’Clock Blues”, which was received enthusiastically by the crowd. Gary smiled, knowing that at Antone’s, there was no better way to close his set than with a B.B. King song.

Clark, Jr.’s performance was polished yet appeared completely natural and spontaneous; one could tell he felt at complete ease with what he was doing. Near the end of the show, he pointed out his family in the crowd; his mother and sister sitting at a table to his right, his father at the back, who waved when everybody turned to see him. The artist was at home.

While I was at Antone’s I vividly remembered something Lester Bangs said in the Cameron Crowe film Almost Famous: “Music, you know, true music, not just rock ‘n’ roll, it chooses you. It lives in your car, or alone, listening to your headphones…” I thought about that, and looking around the bar, the bar filled with young twenty-somethings and middle-aged men dancing with their wives, and homeless men huddled at the door hoping to score a free concert for a night, I thought about the difference between the music that lives in your car or in your bedroom… and live music. Live music is a whole different experience. Live music is something we share with complete strangers for one night, where we learn enough to feel closer to the artist or the band; it’s something we end up loving and enjoying not just because of the music but because of the whole thing- the heavy smell of beer and the swaying of the crowd, the expression on everybody’s faces, hoping that their cheers are loud enough for the band to come back for an encore. Live music is personal.

At the end of the night as I was walking out, I noticed the young band members from Blues Mafia standing in a group with their friends, talking and listening to the playback music that now followed Clark, Jr.’s performance. Clark, Jr. himself had joined his family at their table, enjoying his night after a successful show. When I passed the bar I saw Sasha Ortiz talking to a young man who then asked her to dance. When they’re up at the stage they strike the crowd as simply musicians, artists who put on a show because that’s what they love and that’s what their job is. It doesn’t matter if they’re an up-and-coming band like Blues Mafia, or a well-known performer like Clark, Jr; you forget that when they walk off the stage, they have a life, they have friends, they like to dance and drink and be with their family.

It is Austin’s pride to have the title of the Live Music Capital of the World, and at Antone’s last night I understood why. Like in the city of Austin itself, the bar buzzed with a close and familiar atmosphere, where live music isn’t just watching a show, but a way of life that brings strangers together, at least for one night.

Tuesday, November 10, 2009

Waiting For Change

This is for my friend [you know who you are]:

He oído a gente decir, high school isn't like in the movies...Yo les puedo decir que my high school experience was actually very much like in the movies. Existían los cliques- ya saben, los geeks, los losers, los populares, los in-betweens- el estrés por buenas calificaciones, la presión de irte a una buena universidad (especialmente en mi prepa, donde te presionaban por irte a estudiar fuera), las fiestas donde las cosas perdían el control y todo mundo hablaba de ello el lunes, y hasta que hubiera un chisme nuevo. No me estoy quejando, pues yo soy de esas personas que se la pasaron increíble en prepa, y que hasta la fecha hay veces que lo extraño mucho, demasiado. Los amigos, los maestros, el desmadre. Pero al mismo tiempo, my hometown was a giant high school itself. Nunca voy a olvidar cuando se estrenó The OC y salieron las reseñas-- diciendo que era excelente, buen guión, increíble química, personajes diferentes a los que hemos visto antes, y compararon Orange County con San Pedro- un lugar donde los padres no tienen control sobre sus hijos, todos saben la vida de todos, y hay black-tie event fin tras fin. Y en ese programa, indudablemente, el personaje con más éxito fue Seth Cohen, el adolescente torpe perdido entre bonehead jocks y daddy's girls, cuyo defense mechanism era el sarcasmo interminable, y planeaba su escape de The OC desde los 6 años. Mi teoría es, que la razón por la cual tuvo tanto éxito este personaje es...because there's a Seth Cohen in all of us.

Hace poco me llegó un correo de una amiga en Monterrey, quejándose de la monotonía de la ciudad, desesperada por un cambio- un cambio de lugar, un cambio de gente, un cambio de rutina. Que estaba harta de salir al mismo antro todos los fines, ver a la misma gente siempre, pero que sabía que si se quedaba en casa en lugar de salir al pedo iba a estar "más mandada que nunca". Esta persona ha estado buscando un cambio ya por mucho tiempo, aplicando a universidades fuera, tomando los SAT's, rezando por becas y oportunidades. No es la primera vez que una persona de mi ciudad se queja de esto (o busca sugerencias y consejos, o simplemente desahogarse) conmigo. No sé qué decirles excepto que no se dejen presionar por la vida social de la ciudad, que busquen el cambio que quieren hacer, que tengan paciencia, y que no les importe si estar "mandados" o no, con tal de estar felices con lo que hacen. It sounds simple, but I know it is not. Lo que sí sé es que si buscan un cambio, no deben de buscar irse a otro lugar nadamás por escaparse de problemas o de monotonía, pues una rutina se crea donde sea, y los problemas te siguen a donde vayas. However, no tiene nada de malo querer salirte de lo que has conocido toda tu vida.

Yo me vine a Austin, que es básicamente una versión gringa de Monterrey (o como me dijeron, se ha convertido en "el rancho de San Pedro", como si fuera la Isla del Padre). Claro, es muy diferente el ambiente de la ciudad, y la gente que ves en la calle y que conoces lentamente en tus clases también lo son. Pero cada año, más y más gente de San Pedro busca venirse aquí. Ha llegado a ser un lugar (al menos alrededor de la universidad) donde te topas a gente conocida en cada esquina, salen al mismo antro cada fin (que se ha clasificado como el spot de los mexicanos), y es la misma gente en cada pre, cada after, cada fiesta. La semana pasada hablé de esto con un amigo que también se encuentra aquí, él desesperado por salir de la rutina que ya ha formado en Austin. "Es como si nunca hubiera dejado Monterrey," él me dijo. Hey, I'm all for listening to problems and trying to give you some advice... pero a veces debemos de admitir que el problema no es la ciudad, eres tú. No tiene nada de malo buscar una safety net en que apoyarte cuando empiezas una vida nueva, pero debes de saber como salirte de ella.

Yo fui de esas personas que siempre soñó con irse a NYC, escribir, conocer gente nueva y diferente. Pensaba que college no tenía nada que ver con high school-- que era una etapa donde ya no había gente juzgamental, no había cliques, y podías estar en tu pedo sin que te comentaran o te clasificaran como, well, a loser. Como diría Tyler Durden, "We've all been raised on television to believe that one day we'd all be millionaires, and movie gods, and rock stars. But we won't. And we're slowly learning that fact." Puede ser muy cierto-- parece que todas nuestras vidas se han basado en mentiras. Perdón por la negatividad. A pesar de tener momentos difíciles de vez en cuando, yo soy feliz en mi vida nueva, aunque no es tan diferente como me la imaginaba, he tratado de romper las costumbres y evadir esa misma gente, mismo antro, mismo todo. Things shouldn't have to stay the same.

Una maestra [en Monterrey] me dijo hace unos años, "You're too big for this place." Yo sé que lo dijo como cumplido, pero al mismo tiempo, we can be great anywhere and everywhere. El lugar donde te encuentras y la gente que te rodea afecta, y muchísimo, pero si tu sabes lo que quieres y decides no ahogarte en la burbuja de la monotonía, no hay por qué ser infeliz. No hay por qué dejarte presionar. No hay por qué no cambiar, no traspasar los límites que se llegan a crear con la rutina. And hey, there'll be cliques everywhere, there'll be the possibility of sameness wherever you go and, in a way, life can be one giant high school-- pero en el momento de desesperación, recuerda al Seth Cohen que tienes dentro...pero en lugar de solamente quejarte y planear un escape, hazlo. Por las razones correctas.

Thursday, November 5, 2009

Safety Blankets

A todos nos entra un momento de crisis. En algun punto, ya sea por trabajo, por un problema en una relación, o simplemente porque tienes un bad hair day- te cuestionas a ti mismo. Muchas veces las dudas que tenemos son completamente irrelevantes, y después de unos minutos o capáz y hasta después de unos dias, te das cuenta que no tienes nada por qué preocuparte- you were just having an off day. Pero qué si en ese momento de crisis no encuentras ningún alivio, no te llega ningún punto de claridad, y te quedas a oscuras? Te preguntas a ti mismo, “Am I good enough/talented enough/pretty enough/smart enough/courageous enough?” étc, étc. Qué si la respuesta no te gusta? Y no porque tengas tu autoestima hasta el piso ese dia, pero porque la respuesta resulta ser…verdad.

Recuerdo el episodio de How I Met Your Mother en cual Barney por fin decide conocer a su papá…Bob Barker. Hace todo un plan para llegar a The Price is Right, y jura decirle a Barker que él es su hijo perdido. A la hora de la hora, decide no hacerlo- y la decisión surge de un miedo: What if what you’ve believed for so many years turns out to be a complete lie? La verdad duele. Y la verdad duele aún más cuando llevamos tanto tiempo asegurándonos que nunca podría ser mentira. “Que triste es creértela y después ver que todo fue una larga serie de indefiniciones que culminaron mal,” me dijeron un día. Se puede ver en algo tan sencillo como una oferta de trabajo que nunca se establece, o darte cuenta que un talento que pensabas tener simplemente era porque no habías salido de tu zona de confort, o terminar la honeymoon stage de una relación y entender que no hay razones racionales por las cuales están juntos. Hay decepción tras decepción en la verdad.

Cuando llega ese momento de crisis, buscas un rincón en donde te puedas tener lástima en paz. Donde puedes llorar, gritar, mentar madres, quejarte de las injusticias de la vida- y eventualmente salir del rincón y empezar de nuevo (pathetic as you may have been a few minutes before).

Me fascina conocer dichos rincones de la gente- sus safety blankets. Esas cosas que los hacen sentir mejor cuando nada ni nadie más puede. Tengo una amiga, let’s call her X, que llena sus paredes de post-its motivacionales, recordándole lo guapa que es, lo inteligente, que tiene mucho talento y potencial, que hay oportunidades a la vuelta de la esquina. Y todos los días cuando despierta, ve los papelitos de colores y logran darle un oomph, una buena manera de comenzar su día. Es un pequeño método que le ha ayudado a traves de los años, de la manera que ni un psicólogo ni amiga ni novio ha podido. [Les debo confesar que una vez probe este método, y resulta ser muy efectivo- I love reading good things about myself] Conozco a personas que tienen todo tipo de safety blanket- se acorralan en la musica, buscan a su mejor amigo, hablan con sus padres. Yo después de un mal par de semanas, le rogué a mi mamá que viniera hasta a Austin- just to make me feel better (y sí, llega en menos de dos horas, y sí, soy una chiflada y qué). Some turn to food, drinking, writing, or curl up with a stack of fashion magazines and shut off their phones and try to steer clear of Facebook for a few days.

Otra persona muy cercana a mi, let’s call her Y, tuvo una crisis hace unas semanas. Y en el clímax del problema lo único que quería hacer era encontrar un rincón de privacidad que no pudo conseguir. Cómo logras sentirte mejor si todo aspecto de tu vida te recuerda al problema- si no puedes escapar del trabajo, o del internet, y bien sabes que no puedes vivir sin tu teléfono prendido? It all comes back to the truth. A pesar de que muchos logramos escondernos de nuestros problemas por un tiempo, siempre surgirá alguna conexión a lo que originalmente quieres escapar.

Es como (perdonen por siempre citar SATC) Charlotte York dijo, “The thing is, there’s some things people don’t admit because they don’t like the way it sounds…” y todo, inevitablemente, te guía a la fea verdad- safety blanket or no safety blanket. Pero vá, enough negativity, el punto de todo esto es recordar que podemos tener nuestras mil feas verdades, pero también, after pitying yourself shamelessly, hay una apertura en la oscuridad de tu rincón. You just gotta know how to break through it and get to the other side.

By the way, cuáles son sus safety blankets?

Favorite Images From the Fashion Blogosphere

The scandalous Steve Madden copy of the Alexander McQueen's from Fashion Chalet.

Enviable shoe rack from Jane's Sea of Shoes.

Beautiful drawing from I See JaneMary

My future Parisian Baby from Jak&Jil

Perfection on Coco Rosa

The amazing Anna Dello Russo, from Jak&Jil

Beautiful (and British=bonus points) Karen from Where Did U Get That

Crazy paparazzi in (I don't remember-gulp)

All black from Stockholm Street Style.

Gorgeous contrast from Stockholm Street Style.

Models partying from Absolutely Oblivious.

The fave twins from Olsens Anonymous.

Tuesday, November 3, 2009

New Music

Hace ya varios años, por no sé cual coincidencia ni por qué milagro...conocí a un amigo. Eran de esas amistades muy raras, muy advertidas y prohibidas por los padres, que se basan en platicar por internet. There was nothing creepy or seemingly dangerous about it, refiriéndome a que no era un hombre de 40 años usando el MSN para conquistar a niñas de 14 años. Simplemente era amigo [de un amigo de una amiga] que conocí un día y me puse a platicar con él. El centro de nuestra amistad era la música. Con él aprendí el gran secreto de mi ciudad de Monterrey: there are people who listen to decent music. You just have to look for them really, really hard. Or stop looking all together. En fín, fue su amor por Pete Townsend lo que me llamó la atención, y a traves de los años hemos tenido de esas relaciones que dejas de hablar por meses, y de repente un día podemos volver a hablar, y luego no y luego sí, étc. Pero lo constante es la música.

Entonces un buen día, cuando me mandó un link de un grupo nuevo, I knew it was gonna be good. And it was. Y aparte, it was his own [band]- so even better. Entre los incontables grupos regios que están tratando de llegar a la fama, todos popperos-wannabe-rockeros, Yusatico me da algo refrescante, diferente, with a little Interpol here and there, que verdaderamente espero lleguen a donde quieran llegar.

Please give them a listen: http://www.myspace.com/yusatico

Ah...Y ni pregunten de dónde salió el nombre. Not even they know.

Tuesday, October 27, 2009

He Still Believes In Inner Beauty

Hay tantas cosas que me recuerdan (inevitablemente) a la importancia del Punto de Vista en cuanto a la idea de la belleza. Es algo que se discute diariamente, porque todo depende de los gustos de una persona individual, o de lo que te implementaron en casa, por cultura, por ciudad, por país, por generación, todo. Y es verdaderamente increíble ver cómo algo que tu consideras tan hermoso es visto como algo feo a traves de los ojos de alguien más.

El viernes pasado, escribí acerca de mi humor negativo y de la letra de Mad World, que yo describí como algo "beautifully pathetic". Me recordó mucho al principio de una novela, The Story of Forgetting, que relata la historia de un hombre que nació deforme- a hunchback- que vive enamorado de la mujer de su hermano. El autor nos describe como por las noches, el hombre sale a su patio, sube un árbol que yace directamente en frente de la ventana de la habitación de su hermano y su esposa, y los ve. Más bien, la ve. La observa dormir, la observa moverse, se sienta en ese árbol "like a dirty old man, like the man I have perhaps become...as I watched Mae sleep, her face to the window, me falling in love with the way the arch of her nose pressed into her pillow, I began to rub myself in that tree." Y creo que este es el momento en cual los lectores nos quedamos boquiabiertos, y hacemos una cara de asco...what? Imagínenlo...a hunchback. On a tree. Rubbing himself. Great. Es una imagen que te puede llegar a perturbar, pero...es muy triste, no? Su amor tan grande que siente que jamás podrá llegar a ser. Y a los extremos que llega una persona para evitar la soledad. So beautifully pathetic. Or is it just pathetic? Puede que, y con buena razón, nos fijemos más en la fealdad de la imagen que en el mensaje que nos trata de dar el autor. We're always focused on the ugly, the morbid, the grotesque.

Hace unas semanas mi hermana publicó una pequeña serie sobre la historia de la pornografía (aquí). Cuando le pregunté cómo la gente había reaccionado, ella me dijo que la mayoría se concentraron más en las imagenes que incluyó, que demuestran personas de otras épocas que no son lo que nosotros consideraríamos "guapos" o "sexy". Se fijaron más en la gordura de la mujer (o que no estaba depilada-gasp!) que en el punto que mi hermana estaba tratando de hacer.

Y así son muchos casos- casos en cuales los creadores no se quieren concentrar tanto en lo bonito, but there we go trying to find it. Es algo que me interesa mucho en la moda, por ejemplo, y lo veo mucho cuando me la paso viendo revistas con mi novio a lado. De repente hace un ruido de ugh, what the hell is that? Y claro, es el nuevo runway de McQueen. Y miles de veces me ha dicho, "No entiendo. No se supone que el punto de la moda es hacer que las viejas se vean bonitas? Quién querría ponerse eso? Quién se maquillaría así? BLEGH!" Creo que para personas así, it's best to steer clear of McQueen and just go for the Victoria's Secret runways-- because that is pretty, right? A veces pasa hasta en la música, cuando una canción que a mi me inspira y me relaja a alguien más llega a darle un dolor de cabeza, o le parece una canción que saldría en una película de miedo justo antes de matar al protagonista (cough, baby, cough).

Hay muy pocas cosas que son universalmente bellas, y todo lo demás se queda en un intermedio, luchando por ser entendido. Pero quién sabe, sometimes this is better. A quién le gustaría siempre ser descrito como bonito? Debemos de mantener las cosas interesantes. I'll take something "beautifully pathetic" over pretty any day.

McQueen Fall '09
Google Images

Go Fall in Love



Para cualquiera que no haya visto Where the Wild Things Are, do yourselves a favor and Go. Watch It. Now. No va a ser lo que esperan y puede que la película resulte ser un poco más oscura de lo que se imaginan--it's definitely not a kid's movie, a pesar de los mounstritos y que el protagonista es un niño. Supuestamente, el studio no quiso lanzar la versión original del director Spike Jonze (Being John Malkovich) porque estaba muy, uhm, diferente- so they settled for a more "normal" version (whatever that means). Solo veanla, por favor. Y llegando a sus casas bajen el soundtrack completo. Sí. Gracias. Ah, y no se pasen toda la película tratando de descifrar la voz de Carol- yes, that is Tony Soprano.

Let the Wild Rumpus Start!


Friday, October 23, 2009

Quick Rant

Tengo 20 años, entonces técnicamente no me pueden reclamar que escribo como (frase favorita de mi padre) "adolescente atormentada"- de vez en cuando, todos nos encontramos en un punto que queremos estallar y desahogar y criticar y quejarnos de todo. Ya sea del trabajo, la tarea, un maestro, tu jefe, que una vieja no te pela, que tus papás no te quieren, que tus hijas no se acuerdan de ti, que no te alcanza el dinero, que necesitas más tiempo libre, que porqué todavía no le dan un Oscar a Leo, que te cancelaron un viaje, que se te quemó tu bagel, que porqué esa actríz se viste tan mal (por Dios consíganle un estilista)...étc. Te encuentras en un estado constante de negatividad- recuerdo mi verso favorito de "Mad World" (Gary Jules): The dreams in which I'm dying are the best I've ever had. Isn't it so beautifully pathetic?

Creo que en ese estado me encuentro yo hoy.
Creo.

Monday, October 12, 2009

So We Fall in Love with Ghosts

Durante el verano, leí Divisadero, de Michael Ondaatje. No es mi obra favorita del autor, pero entre sus páginas encontré un pasaje que disfruté mucho. Es un pequeño ejemplo del lenguaje que tanto me capturó la primera vez que leí a Ondaatje:
...Anna is not aware that the casualness in Rafael she witnesses is inconsistent with his nature...while he knows scarcely a thing about her. Who is she? This woman who has led him into this medicine cabinet of a room where most of her possessions exist- books, journals, passport, a carefully folded map, archival tapes, even the soap she has brought with her from her other world. As if this orderly collection of things is what she is. So we fall in love with ghosts.
Me enamoré del pasaje, supongo, porque me relacioné perfectamente con él. Recuerdo cuando mi hermana se mudó al DF, un día que decidí entrar a su cuarto viejo, cuya puerta seguía cerrada desde que se fue. Entré porque me había acostumbrado ya muy rápido a su ausencia, y una parte de mi quería comprobar que sí estuvo ahí alguna vez. Vi sus cuadros de Marilyn Monroe sobre su sillón negro, sus películas, sus libros, sus fotografías. Todo lo toqué cuidadosamente, sin mover nada de su lugar. Me senté en su cama y la única parte de mi que se movía eran mis ojos, absorbiendo todo lo que ella había dejado. Ahí estaban todas sus cosas, pero mi hermana ya estaba muy lejos.

Me acuerdo de ese momento, y al leer las palabras de Ondaatje me pregunto, qué es lo que nos forma? Las cosas, a pesar de su superficialidad, siempre han sido muy importantes para mi. Soy una persona que se apega fácilmente a lo material. Mi cama, mi almohada favorita, mis libros, mis cuadernos de dibujo, los cuadros que cubren mis paredes, mi carro. Todas son cosas que batallé en dejar cuando me fui de casa. Quería subir a mi camioneta uno de mis cuadros para poder meterlo a mi depa nuevo. El libro de Andy Warhol que me regaló mi hermana una Navidad, que pesa como unos malditos 7 kilos- insistía en cargarlo hasta acá. Mis libros, que de vez en cuando presto, en cuanto los terminan los quiero de regreso, porque son parte de mi. No? Mi papá siempre nos enseñó que en casa, en recámara, en oficina, en biblioteca, todo debe de ser bonito. Todo siempre debe de estar limpio y bien decorado, y nos enseñó sobre arte y arquitectura y que "un libro no se presta, pués estúpido es quien te lo regrese." Y supongo que en los años de oírlo, fui formando mi opinión: que estas cosas que llenan mi casa, mi recámara, mi biblioteca... no solamente son las cosas que llenan lugares, sino que me llenan a mi.

Call me sentimental, pero desde Monterrey me traje una caja que he tenido ya por varios años. En esta caja- sencilla, lisa y negra por fuera -se encuentran muchísimas cosas que pienso nunca poder tirar. They're the stupidest things- regalitos de mi mejor amiga, fotografías de mis abuelos, cartas que tienen fechas desde el '98 hasta el día antes de venirme a Austin. Tengo un mapa de Manhattan, un papel con frases de autores como Kerouac, Whitman, George Bernard Shaw, James Barrie. Miles de cosas pequeñitas que de alguna manera y por alguna loca razón, yo sigo creyendo que me hacen quién soy.
Creo que por ésto mismo siempre me llamó la atención la vida de los hippies, los gypsies, los beatniks, bohemians, como les quieran llamar. Aquellos que por voluntad propia, carry their whole life on their backs. Lo esencial. Y creo que en ese aspecto, es una buena forma de vivir. Sin atarte ni apegarte a cosas innecesarias y materiales, pero solo preocuparte por vivir, por conocer, por aprender, por escuchar, por experimentar, por observar. It's a nice concept. Uno que nunca podría vivir personalmente, excepto a través de las historias que leo. Pero, tiene algo de malo? Uno que escucha lo insistente que soy con ser rodeada por mis cosas- would you think I'm crazy? Creerías que soy materialista? Maybe mommy and daddy didn't give me enough love as a child and I'm trying to fill a void with things?

"As if this orderly collection of things is what she is. So we fall in love with ghosts." Supongo que Ondaatje tiene razón- si alguien fuera a entrar a mi cuarto vacío sin haberme conocido personalmente, puede que mis cosas simplemente reflejen un fantasma que le gustaba el color rojo, estaba obsesionado con Johnny Depp, las revistas de moda y el mundo de Neverland. Y yo sé que, in the bigger picture, yo soy una colección de mil cosas- mis opiniones, mis decisiones, mis errores, mis logros, mi familia, mis amigos, mis inseguridades, las historias que he escrito a través de los años, hasta los encuentros que he tenido con extraños me han formado lentamente. I know that's all bigger than a cheesy picture frame sitting in the corner of my room- pero todavía es importante, si no por algo más, mínimo porque son cositas pequeñas que nos hacen sonreír cuando las vemos. That's enough to become a part of you, isn't it?

Friday, October 9, 2009

On A Cold & Rainy Day

Jak&Jil
En un día como este no se puede recomendar nada más que tomarse un café calientito (o un caramel macchiato, para los de la Starbucks Era), estrenar tu ropa de otoño que has estado guardando y saboreando todo el verano, escuchar un poco de Cat Stevens, y rezar que el calor no regrese mañana...
Happy Weekend!

Tuesday, October 6, 2009

The Sting

Recuerdo un día que estaba viendo Sex and the City cuando entró al cuarto mi abuelita. Muy mala suerte la mía, pues entró en una escena de Samantha. Para aquellos que veían el programa, saben a lo que me refiero. Mi abuelita, con ceño fruncido, me dijo, "Esto es lo que jode a todos los jóvenes de hoy. Este programa tiene la culpa de todo!" A mi abuelita se le hizo muy fácil y razonable culpar a los escritores de SATC de tooodo lo que tiene mal nuestra generación. Otro día, años después, estaba viendo Requiem for a Dream cuando entró mi mamá. Vió la pantalla y me preguntó, "Cómo puedes estar así, un martes cualquiera, viendo esta película tan campantemente? Ya nada les afecta...se les hace cualquier cosa ver imagenes así." Ésto es típico de mi madre, que disfruta criticar todo lo que se ha ido a la mierda de generación en generación-- la forma en que se nos hace normal escuchar música que contiene "bitch" en cada verso, o la falta de reacción al ver escenas de sexo, matanzas o cualquier tipo de violencia. Supongo que hace buen punto- we have become so jaded that we no longer cringe when we're supposed to.

Sin embargo, el día de ayer mi hermana, que actualmente por su trabajo se la pasa investigando sobre pornografía (long story), me mandó un ensayo escrito por Catharine MacKinnon- "Pornography as Defamation and Discrimination". De lo que leí del ensayo, les puedo decir que disfruté del estilo de la escritora- it was different and refreshing for a professor, quienes tienden a ser mas secos y clínicos al escribir. Digo "de lo que leí", porque la verdad es que no pude terminar el ensayo. Y no, no porque estaba aburrido o porque encontré algo mejor que hacer, pero porque sus palabras llegaron a ser tan fuertes que por fin sentí un sting. I actually cringed, for once. En las páginas que le tomaron a la escritora para llegar a su conclusión (que se debe de prohibir la pornografía, for reasons I'm too lazy to get into right now), describía escenas pornográficas con palabras que me convencieron que yo nunca podría ver porno en mi vida.
Consta recordar que soy mujer de una nueva generación, y aparte escritora educada de manera que se puede llamar liberal, y aparte fanática del cine y del arte que tienden contener violencia, ya sea sexual o no. Conozco a gente que no puede ver A Clockwork Orange porque las imagenes les duelen, o que al ver la última escena de Taxi Driver juran prohibírsela a sus hijos por su propio bien...pero yo siempre he tenido cierta tolerancia para cosas así. Until now, apparently.

Nunca les ha pasado que leen un libro que después convierten en película, y piensan que el libro fue mucho mejor? Me ha pasado a mi ya varias veces (y también lo opuesto, pero muy pocas veces). Yo creo que esto es porque al leer, somos libres para usar nuestra imaginación- el texto se convierte en película en nuestra mente, pero nosotros somos el director, y el editor, y el camarógrafo, todo. We have absolute creative freedom, absolute creative control. Y al verlo en la pantalla, todo está restringido dentro de la mente de alguien más, y la mayoría de las veces, esto lo hace menos espectacular y menos apantallante.
Yo sé muy bien que este punto se puede debatir- hay muchas personas que piensan que cuando las palabras se convierten en imagenes en una pantalla, es mucho más impactante- pero una parte de mi no puede evitar pensar que dichas personas no son verdaderos lectores. Aquellos que se sumergen en el poder de las palabras, y que al cambiar de hoja entran en un mundo nuevo, completamente libre, completamente suyo.

Parte de mi sintió un tipo de alivio al leer el ensayo de MacKinnon- it feels good to find out we're not completely dead inside, not entirely jaded. Luego trataré de terminar el ensayo, simplemente por interés y curiosidad, and because it was actually pretty damn good, sin importar tu opinión personal acerca del tema discutido. Y cada vez que sienta el sting, y me de tentación saltar al siguiente párrafo, me acordaré de mi madre y de mi abuelita. Don't lose all hope yet, momma, I'm still able to feel.

Thursday, October 1, 2009

The WWW

Twitter, Facebook, MSN, Blackberry MSN, Skype, iChat, Hotmail, iPhone...regular phone...regular mail...am I missing anything? Hoy en día podemos enterarnos de noticias, chismes, fechas de conciertos, modas, hasta la ubicación exacta de una persona en particular en cuestión de un segundo. Sé cuando alguien está tomando un café, cuando está atrapada en tráfico, cuando van a salir de viaje, cuando tiene hambre. Me entero cuando alguien cortó, o se casó, o se embarazó. Sé si alguien está feliz o enojado, triste, o si se le rompió su vestido en plena fiesta. Me llega la noticia de que alguien está crudo, o si piensa salir esa noche para volver a estar crudo el día siguiente. Veo fotos del outfit que escogió una persona para ese día, o de lo que comió esa tarde. Y me preguntan que por qué no extraño a personas, si no a mi camioneta, o las montañas que rodean mi casa, o poder fumar adentro de mi cuarto? I don't even get a chance to miss people nowadays-con Facebook, I feel like I never left.

Hace unos días estaba viendo los 40 Hottest Hotties of the 90's, y en el número uno se encontraba Mark Wahlberg, que en los 90's era conocido como Marky Mark. Alguien lo recuerda? O más bien, alguien no lo recuerda? Le gustaba el rap/pop y presumir su six-pack y sus boxer briefs cuando cantaba en vivo (moda que le consiguió su trabajo como Calvin Klein underwear model). Su video de Good Vibrations sigue siendo un clásico. Cuando se lo mencioné a mi novio, no me creía. He had no idea that the respectable actor had such a muddy past in the music business...And so I youtube'd it. Después de verlo, con boca abierta, me dijo, "Si no tuviéramos internet, ni Youtube ni Google, nunca te hubiera creído." Y es verdad. It's so powerful, isn't it?
Para aquellos que no tuvimos la fortuna de vivir en los 80's y ver el primer Moonwalk de Michael Jackson, se imaginan no poder tener el placer de simplemente googlearlo y encontrar el video de su live performance de "Billie Jean" en Motown 25, año 1983? O qué sería de mi clase de Historia de Rock, en la cual mi maestro debe de usar Youtube para poder enseñarnos la era del surf rock y la influencia que impusieron The Ventures en los 60's? O la imagen que nuestra generación ya se sabe de memoria- las torres gemelas cayendo lentamente- que estará en documentales y será googleada y vista por el resto de los tiempos. Yes, it is so powerful.

Recuerdo el pánico que le entró a una amiga cuando terminó con su novio. Me dijo, "Qué horror cuando lo publique en Facebook- no quiero todo ese drama." El poder del internet and all that comes with it tiene sus consecuencias. La privacidad y el anonimato llega a ser un verdadero privilegio...y en aquellos momentos que nos queremos evitar el drama, llegamos a considerar cerrar nuestras cuentas en Twitter, Facebook, dejar de bloggear por un rato- simplemente para tomarnos un break, have some "me" time. Tengo una amiga que no tiene Facebook. No me dio ninguna razón, she simply shrugged. Honestamente, la juzgué. Pero tengo que admitirlo...I was also a little bit jealous. Vivir libremente, sin ser atada a los efectos y el poder de Facebook? Huh. Interesting. Liberating. Scary.

La verdad es que yo no podría vivir sin todo esto...I honestly can't think back to life without it. Lo que sí, es que debemos de aprender a balancear la adicción- if that's possible- y recordar que sí se pueden vivir dos o tres días sin estar pegado a la pantalla de tu computadora, que sí es posible pasar un fin de semana sin-gulp-updatear tu status, o picarle Refresh a tu homepage cada 5 minutos. I hope.

Oh, and P.S.- Enjoy.

Michael's First Moonwalk. Motown 25.



Marky Mark's "Good Vibrations"



The Ventures' "Walk Don't Run"

Thursday, September 17, 2009

Things That Make Me Happy

Las cosas (aparte de amigos, familia, novio, étc.) que nos hacen felices pueden ser muy pequeñas...pero su efecto es innegable. They put me in a good mood. Yay!

Like when the new Harper's Bazaar comes out- monthly magazines! 

Shopping! (And if it's Chanel, even better)

El cine- especially this guy. Scorsese= Genius. And his eyebrows just make me love him even more...

Pedir libros por Amazon! I love getting mail. (Pic: Lullaby de Palahniuk)

Hervé Leger 2010 (Style.com)

Sorry...La verdad los disfruto.

Music! No hay vida sin la música- Favorite Dylan song: Shelter from the Storm

Grande Iced Caramel Macchiato- yum!

Bad TV & guilty pleasures, AKA, The Rachel Zoe Project. OMG I die.

Good TV, AKA, Entourage. Ari Gold, you're my hero!

Ray Ban Aviators- they just make us look good.

Sigh. Dream car: 1967 Ford Mustang (y si me dan el 1956 Porsche Speedster no me quejo)

Fotos de Google Images, Style.com, Bazaar.com, HBO Photo Gallery